Pirámides y magia

 Pirámides desde la antigüedad

Las pirámides fueron construidas para albergar los cuerpos de los faraones y reyes a la hora de su muerte, sin embargo lejos de ser un simple monumento funerario, se nos presentan como autenticas y revolucionarias herramientas de poder psíquico, energético y telúrico. Son construcciones cargadas con mucha energía, y cualquier persona que sea un poco sensible y pase unos minutos bajo una pirámide, percibirá la energía que el cuerpo geométrico le trasmite. Lo que hoy llamamos piramidologia esotérica nació en las primeras pirámides, pues en todas ellas están escritas en sus paredes la vida del faraón en el que ellas se encontraba.

Estas construcciones fueron hechas sobre sitios cargados de energía y orientadas hacia los puntos cardinales. La Energía Piramidal es el resultado del efecto del campo energético unificado generado en una pirámide, donde confluyen todos los patrones energéticos del Universo, pudiéndose disponer del mismo de forma concentrada y confinada en un espacio finito unificado que posee una alta frecuencia vibratoria. Según el esoterismo y la metafísica las pirámides, al atraer energía, pueden aumentar la vitalidad, la prosperidad, combatir malas vibraciones, mejora la salud y calidad de vida en general.

Se puede decir que la Energía Piramidal es la Energía Universal, que según distintas enseñanzas o países se llama: Prana, CH’I, Energía Vital, Energía Biocósmica, Flujo Magnético, Energía Odíca, Emanaciones, Orgón, Bioplasma, Biocampo, Energía Psicotrónica, Kundaline.

El campo de energía de las pirámides

El campo de energía que forman las pirámides pueden actuar como un vórtice de energías Alfa y Omega, facilitando la comunicación con otras dimensiones y espíritus guías. De ahí que dormir bajo una pirámide nos puede ayudar no solo a rejuvenecer los tejidos y la mente, sino también propiciar viajes astrales y contacto con guías espirituales y ángeles.

Con la vibración de las pirámides el estado del aura, o campo de energía de la persona mejora, cerrándose » huecos» producto de ataques energéticos o enfermedades.

Beneficios de la energía piramidal

Hay innumerables formas de beneficiarnos de la energía piramidal. 

  • Si queremos potenciar las energías en nuestro dormitorio debemos poner una pirámide en cada una de las cuatro esquinas. Eso hará que la energía piramidal circule, mejore el flujo de energía positiva y desvié la negativa.

  • Para protejer nuestro lugar de trabajo y bloquear energias negativas debemos poner una pirámide en nuestro escritorio o centro de trabajo, ubicada hacia el norte.

  • Una forma de energizar nuestras células es colocar el agua que bebemos debajo de una pirámide de madera, durante 24 horas.

  • Si queremos proteger nuestras emociones, nos podemos colocar una pequeña pirámide sobre el corazón y meditar todas las noches durante media hora.

Sea hueca o solida, las pirámides son una herramienta poderosísima para canalizar y aumentar la energía de cualquier ritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.