Gracias por compartir
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Los minerales y sus colores

Desde la más remota antigüedad el hombre ha usado los minerales y rocas más cercanos a su entorno para fabricar elementos de defensa y diversos objetos de ornamentación. Las dos cualidades que sin duda valoró en más estima fueron el color y la dureza. Ya en el Paleolítico el hombre usó calcedonia, cuarzo, serpentina, obsidiana, pirita, jaspe, jadeíta, amatista y, poco después, nefrita y turquesa.
Cuando escogemos un mineral, normalmente nos sentimos atraídos en primer lugar por su color o tonalidad. A continuación vamos a ver como el color de los minerales esta expresando nuestra personalidad  según la necesidad del momento. Es decir, según nuestro estado de animo y nuestra energía nos atrae la atención el color de los minerales.



Tonalidades y personalidades

  • Rojo: denota una gran energía y potencia, ímpetu, vivencia de la vida con apasionamiento. Valentía y extraversión, a la persona no le importa ser el centro de la atención.
  • Rosa: denota un temperamento muy sensible y afectuoso con las personas del entorno. La comprensión y la tolerancia son sus características principales. Sin embargo, las emociones son su punto débil, dada la gran sensibilidad que se muestra ante todo conflicto e inarmonía. Se necesita el apoyo y la aprobación de los demás.
  • Naranja: denota una personalidad muy activa, curiosa y vivaz, practicidad, creatividad y constancia. Posesión del equilibrio entre los dos extremos. Se tiene seguridad para moverse por la vida con los pies en el suelo y sabiendo manejar siempre las ilusiones. Vives la vida con optimismo y alegría. Indica firmeza y carácter.
  • Amarillo: los que se sienten atraidos por el amarillo son personas activas, se implican plenamente en todo lo que sea de su interés. Tienen la necesidad constante de ilusionarse y enfrentarse a nuevos retos. Es muy positiva y, a pesar de que puede parecer superficial, sus decisiones y formas de proceder están muy estudiadas. 
  • Verde: la cautela es una de las principales características que denota. La persona prefiere mantenerse aparte de todo conflicto y observar. Sus únicas metas son la tranquilidad y una vida pacífica y con sentido. No le gustan las prisas ni sentirse agobiado, tiene su proprio ritmo. Son personas muy pacíficas y su amistad es profunda y sincera. Tiene la capacidad de cuidar, proteger y apoyar a los demás.
  • Azul claro: denota que la persona se encuentra en una etapa tranquila y equilibrada. La vivencia del alma necesita armonía, ya que se encuentra muy sensible y creativa. La imaginación está muy desarollada y a la vez se posee muy buena capacidad de análisis. Las emociones se mantienen muy armónicas y sin ningún tipo de desfase. 
  • Azul oscuro: denota una etapa de inseguridad en uno mismo. La inteligencia se encuentra muy potenciada. Este color refleja, a su vez, seriedad y capacidad de mantener todo tipo de responsabilidades. Es una etapa de introversión y trabajo interno. La persona huye de todo tipo de estridencias y desfases, necesita meditar, recapacitar y centrarse en buscar un equilibrio interior. 
  • Violeta: indica que la persona esta en una etapa en la que la sensibilidad la supera. La persona se muestra altamente analítica ante todo tema trascendente, busca más allá de las apariencias, y  en la vida y el entorno diario capta las energías más sutiles y espirituales.
  • Marrón: refleja la necesidad de asentamiento en todos los aspectos de la existencia. Estas personas buscan seguridad emocional y otorgan gran importancia a la familia.  Buscan equilibrio en la vida diaria, lo que les impide abrirse a nuevas experiencias. Cuando estas personas recuperan la estabilidad, atraviesan una etapa en la que retoman su capacidad de vivir más despreocupadamente. En esta etapa suelen escoger colores que reflejan esa nueva ilusión.
  • Negro: los que escogen los minerales de color negro se encuentran en una etapa de introversión. Refleja un momento vital de transición en el que se abandonan cosas y personas y se inicia una nueva vivencia. Marca un final y un nuevo principio. Es un momento de renacimiento interno.
  • Cristal incoloroo: estas personas se encuentran en plenitud, muestran armonía en todos sus aspectos e irradia armonía en su entorno. Mente, cuerpo, emociones y espíritu están en un momento de plenitud. La persona en estas circunstancias sabe mantenerse equilibrada e integrar tanto los aspectos negativos como los más positivos de su existencia.



Nota: Si alguno de las entradas publicadas, fotografías , tomados de Internet, tuviesen un uso limitado, rogamos a sus dueños que nos lo hagan saber y, si es su deseo, serán retirados inmediatamente. Respetamos su derecho y pedimos perdón anticipado.   Compartir es nuestro objetivo. Eso sí, recomendamos indicar su autor u origen. Todo el lo que se publica en este blog tiene como único fin el de compartir conocimiento, ayudar a la gente, y sobretodo informar de asuntos que para mí son muy importantes. Si algún autor o representante legal considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos nos lo comunique con el fin de proceder a su retirada.