Gracias por compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someoneShare on Tumblr

RUBÍ UN MINERAL MUY DESEADO

Su nombre Rubí, proviene del latín “ruber”, que significa rojo. En sánscrito se denomina ratna­yaka (gota de sangre del corazón de la madre Tierra). Esta piedra preciosa ha sido objeto de veneración a lo largo de la historia de la humanidad. Los antiguos códices islámicos hablan de un rubí que tenía el poder de provocar la invisibilidad y proteger de las calamidades y las heridas. Y los griegos le llamaban apiroto (invulnerable al fuego), consagrándolo a Apolo. También en la Biblia se cita ha esta hermosa gema, donde dice de ella: “La voluntad es mas valiosa que los rubíes”.

El Rubí es una piedra de poder, liderazgo e integridad. Su sola posesión da inteligencia y seguridad personal, ahuyenta los malos pensamientos la tristeza y evita las lujuria; quizá por todo ello sea una de las piedras preciosas mas utilizadas por cardenales y papas a lo largo de la historia. Son de destacar valiosos sellos antiguos, propiedad de papas y reyes, tallados para la validación de importantes documentos. El valor de estos sellos es doble pues la dureza de esta gema, hacia muy difícil su tallado.

Ayuda a eliminar toxinas y desintoxicar la sangre. Fortalece el corazón y apresura la curación de las heridas. Es un gran aliado del sistema circulatorio, ayuda a que la sangre circule mejor y con mayor oxigenación y pureza. Incrementa la vitalidad y la energía física, estimulando y tonificando todo el organismo. Refuerza la memoria y la concentración. Situado sobre el plexo solar, ayuda a combatir infecciones e inflamaciones, y dota al organismo de mayor fortaleza. Es la piedra de los órganos sexuales y de la sexualidad. Estimula la sexualidad, dando mayor potencia y fertilidad. Regula los ciclos menstruales. Su energía ayuda en problemas de próstata y de vejiga. Sube la libido, siendo su energía de alto poder erotizante y energizante. Muy utilizada en gemoterapia en tratamientos de impotencia y frigidez.



El Rubí aporta coraje a la persona, estimulándola a buscar nuevos caminos y no darse por vencido. Ayuda a realizar los proyectos que deseamos. Altamente vigorizante y positiva, estabiliza los nervios y aporta optimismo a personas depresivas o con síntomas de baja auto estima, y procesos de decaimiento o depresiones pasajeras. Antiguamente se creía que hacia desaparecer las pesadillas.

Es una piedra de riqueza; su energía favorece que los proyectos se hagan realidad y lleguen a buen fin. Muy adecuada para el desarrollo profesional, mantiene la mente despejada en los estudios y el trabajo. Y sobre todo en los negocios; haciendo que proyectemos una buena imagen hacia los demás. Favorece todo trabajo que tenga que ver con tecnología, actividades alternativas e independientes. Pero a pesar de todo lo dicho anteriormente, no es una piedra que de resultados de forma milagrosa; digamos que es una gran aliada y da sus frutos tras el esfuerzo, la voluntad. Actúa como protector contra los enemigos.

De color rojo brillante, dicen que oscurece su color, cuando el peligro o la negatividad se acercan a quien lo lleva, o cuando amenaza una enfermedad. No es aconsejable que la lleven personas muy viscerales y excitables, pues esta gema puede potenciarlo. Da buena suerte en el juego y en el amor. Es utilizado para hacer renacer un amor que languidece, o para dotar de pasión una relación. Aunque es buena piedra para los asuntos del corazón y de la pasión, no se puede decir que sea una piedra familiar o de amores estables. Como toda piedra, tiene su pro y su contra, bien utilizada aportará expansión y generosidad; mal utilizada lo que traerá será codicia y avaricia. 

Potencia el chakra del corazón. Favorece la expresión del amor divino y las habilidades del liderazgo inspirado. El rubí es una piedra de poder, creativa, generadora y con una gran capacidad constructora. Influye en el ser humano abriendo la mente para tomar decisiones y actuar según estas. Las joyas con rubíes quitan la tristeza, aportan seguridad, fuerza de voluntad y confianza. Energética y equilibran. Dan calor, imparten vigor y alargan la vida. El diamante y el cristal de cuarzo potencian sus virtudes. Los Rubís opacos tienen casi la misma potencia de los cristales transparentes, aunque actúan como estimulantes emocionales en un grado menor. No se lleva nada bien es con las piedras azules, porque frenan su impulso; tampoco con las violetas como la amatista.




Nota: Si alguno de las entradas publicadas, fotografías , tomados de Internet, tuviesen un uso limitado, rogamos a sus dueños que nos lo hagan saber y, si es su deseo, serán retirados inmediatamente. Respetamos su derecho y pedimos perdón anticipado.   Compartir es nuestro objetivo. Eso sí, recomendamos indicar su autor u origen. Todo el lo que se publica en este blog tiene como único fin el de compartir conocimiento, ayudar a la gente, y sobretodo informar de asuntos que para mí son muy importantes. Si algún autor o representante legal considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos nos lo comunique con el fin de proceder a su retirada.

Otros artículos interesantes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies