Gracias por compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someoneShare on Tumblr

QUEMA HOJAS DE LAUREL EN TU HOGAR Y VERÁS LO QUE PASA EN SÓLO 10 MINUTOS!

El laurel es una planta que se utiliza como condimento en la cocina para darle sabor a los platos pero también se emplea como antídoto natural para el tratamiento de diferentes enfermedades debido a sus propiedades medicinales que se conocen desde la antigüedad.

El laurel tiene propiedades desintoxicantes, expectorantes, anti virales, ayuda en los procesos digestibles, tiene acción antioxidante, propiedades astringentes y puede asistir en el tratamiento de diferentes afecciones como la gripe, constipados, inconvenientes de estómago, de la piel tal como otras usándose en la medicina no tradicional para la preparación de diferentes antídotos naturales para tratar muchas enfermedades.

A parte de sus usos culinario y como antídoto herbal, el laurel estaba considerado en la antigüedad por las civilizaciones griegas y romanas, como una planta sagrada y símbolo de gloria y poder, usada para la preparación de coronas con las que se coronaban a los campeones en la Vieja Roma, así como también era empleado para premoniciones por el poder místico y mágico que le atribuían a esta planta.

El laurel se puede usar para aprovechar sus propiedades tanto como condimento, en infusión o bien para la preparación de cremas y geles para su uso tópico.

Otro de los modos en los que se puede usar las hojas de esta planta es a través de quemarlo, puesto que contiene aceites esenciales que tienen un efecto calmante en el cuerpo y la mente.

Se puede emplear la quema de unas hojas de laurel para reducir la ansiedad y el estrés, la carencia de sueño, la fatiga y generalmente promover la relajación.

Las hojas de laurel ayudan a reducir la ansiedad y el estrés de forma plenamente natural debido a la sensación de calma que genera el aroma que desprende.



Para utilizar las hojas de laurel como antídoto natural anti-estrés solo necesitará:

-Varias hojas de laurel secas.

-Un recipiente de barro o bien otro material profundo donde puedan quemarse las hojas seguramente.

El procedimiento es fácil, solo debes poner las hojas de laurel en el recipiente y prenderlas a fin de que se quemen a lo largo de diez minutos.

El lugar donde esté puesto el recipiente se va a llenarse de olores que trabajarán como un calmante y relajante como incienso.

Nota: Es esencial quemar las hojas de laurel en un recipiente conveniente para esto, no poner el recipiente en un sitio al alcance de los pequeños, tal como se debe tener la máxima precaución. Utilice el sentido común para evitar cualquier accidente.




 

Nota: Si alguno de las entradas publicadas, fotografías , tomados de Internet, tuviesen un uso limitado, rogamos a sus dueños que nos lo hagan saber y, si es su deseo, serán retirados inmediatamente. Respetamos su derecho y pedimos perdón anticipado.   Compartir es nuestro objetivo. Eso sí, recomendamos indicar su autor u origen. Todo el lo que se publica en este blog tiene como único fin el de compartir conocimiento, ayudar a la gente, y sobretodo informar de asuntos que para mí son muy importantes. Si algún autor o representante legal considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos nos lo comunique con el fin de proceder a su retirada.

Otros artículos interesantes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies